fbpx

Hacer crecer tu emprendimiento

Inicio/Imagen de Marca, Marketing/Hacer crecer tu emprendimiento

Hacer crecer tu emprendimiento

En este espacio, en este momento, no voy a hablar de cómo hacer crecer un negocio con la implementación del marketing, de como entender técnicas y desarrollar prácticas que resulten eficientes para determinados emprendedores y nichos de mercado. No. Aquí no voy a hablar del diseño que una empresa de forma coherente, por ejemplo, dedicada al turismo debe tener para que luzca joven, audaz, atrevida, y a la vez, seria y confiable; para comunicar un mensaje especifico, además de todos los que expresa de forma encubierta detrás de cada elección de color, de forma, de tamaños. No. Todas estas cosas las podes encontrar y leer con mas tranquilidad en otros apartados de este blog.

En esta entrada quiero hablar sobre un factor fundamental, que no todas las empresas tienen presente. Se trata indiscutidamente de la capacidad que tenemos los seres humanos de contactarnos con otros seres humanos. Es un estado energético que se propaga, una información que se envía y se recibe constantemente.

Desde este punto de vista, desarrollo la siguiente conclusión, no existen marcas, bueno, si existen y gráficamente me dedico a darles formas. Pero no existen, son intangibles. Al final, detrás de cada empresa, de cada negocio, solo hay personas, con intereses, con fortalezas, con capacidades creativas, con habilidades y destrezas, con diferentes saberes, con errores, con defectos, y por consiguiente con diferentes maneras de ver el mundo. Detrás, delante y dentro de una empresa, solo existen personas. Los clientes que se quieren ganar, son personas. Aunque vendas productos para mascotas, los que te compran son las personas, los usuario serán las mascotas.

Las empresas existen para generar dinero, pero más que eso, viven para generar oportunidades de relación, de nuevos nichos de mercado, el dinero es un elemento importante y esencial pero no nos ceguemos, porque no es el único.

Siempre el trato es con personas. ¿Qué es lo que va a hacer crecer tu emprendimiento entonces? Que lo sientes sobre bases firmes y seguras. Que desde el principio procures el bienestar social. ¿Quieres saber cómo se llama esto? Responsabilidad social. 

Teniendo en cuenta, que la productividad de una empresa no solo depende de sus ventajas técnicas, las empresas ahora necesitan, deben, están obligadas a proteger el medio ambiente, la estabilidad social de la comunidad en que se desarrolla y el respeto de los derechos del trabajador. El significado de la responsabilidad social repercute indiscutiblemente en la competitividad de la empresa. La gente se siente cuidada, si el cuidado es real.

Creceran aquellas empresas nobles que tengan una intensión sincera y real de querer mejorar.

¿Es una utopia? No. Todo tiene un limite, y la gente exige un cambio cuando ya no soporta la situación. Consciencia Social. Tanto si eres emprendedor como si eres consumidor. Tanto dentro de casa, como en los espacios públicos. Por suerte, ya se ha convertido en un tema de charlas recurrentes en las escuelas, debería serlo también en las familias.

Las empresas que publicitan artículos deshonestos, pronto van quedando expuestas. Tenemos casos muy conocidos como los talleres clandestinos de producción de indumentaria, u otras companías que producen grandes indices de contaminación en el aire o el agua e introducen enfermedades y epidemias en las comunidades locales, o aquellas que generan molestias simples como la contaminación acústica o las que son responsables de un aumento significativo en el tráfico de camiones que también dañan la calidad de vida de las comunidades aledañas, y lo saben… pero ¿esta dentro de su código ético solucionarlo?.

En los foros, en los comentarios de las redes sociales, en noticias que se viralizan en cuestión de segundos, la sociedad pide que se la respete. Aquellas empresas que promocionan un producto o un servicio que es real, que cumple con su promesa, que es bello estéticamente, funcional, que comunica claramente sus ventajas y tiene un trato amable en su discurso, valora a sus empleados de la misma manera que a sus clientes y además utiliza productos para su fabricación que son ecológicos, que puede reutilizar sus desechos de una manera creativa, que tiene como tarea primordial establecer firmemente los pilares de su organización en los valores humanos. Ésa que se compromete y cumple, ésa, es la crece firme y se volverá robusta.

Allá vamos, con ellas avanzamos.

Hasta el próximo post.

Saludos!  Silvina.

Por |marzo 29th, 2019|Imagen de Marca, Marketing|Comentarios desactivados en Hacer crecer tu emprendimiento
error: Contenido protegido por Copyright.